Tengo Síndrome Miofascial de la ATM


Esta es la frase con la que muchos pacientes llegan a la clínica de fisioterapia sin saber muy bien qué esperar o qué tipo de tratamientos se pueden encontrar. Suelen venir derivados por un cirujano maxilofacial o algún otro profesional de la odontología.

La ATM (Articulación temporomandibular) puede sufrir distintas patologías, tanto estructurales (alteraciones en el disco o en las propias articulaciones) como musculares. Estos trastornos musculares son los que suelen definir el síndrome miofascial, que normalmente está causado por tensión, cansancio o espasmos en los músculos masticadores (pterigoideos medial o interno y lateral o externo, temporales y maseteros). El diagnóstico se basa en la anamnesis (historia clínica) y el examen físico del paciente. Es complejo conocer sus causas y suele presentarse con manifestaciones variadas.

CLINICA

La clínica del paciente puede ser diversa, incluyendo entre otros síntomas los siguientes:

  • Dolor en la cara, mandíbula o cuello, alrededor o delante de la oreja, a ambos lados de la cabeza, en un lado de la cabeza, en los músculos y/o articulación de la mandíbula.

  • Dificultad o molestias para masticar.

  • Movimiento limitado/asimétrico o bloqueos de la ATM (Impotencia funcional)

  • Rigidez muscular mandibular

  • Cambios en la mordida

  • Espasmos musculares en la zona mandibular

El espasmo muscular que causa este síndrome se produce por bruxismo nocturno (apretar o rechinar los dientes por la noche). El bruxismo en general tiene una etiología multifactorial, puede estar causado por un contacto dentario irregular, estrés emocional o trastornos del sueño.

También puede producirse por tratamientos de ortodoncia, desgaste del disco articular, hábitos nocivos que condicionan el tono muscular como mascar chicle o morderse las uñas, etc.

TRATAMIENTO

A) El tratamiento conservador suele ser efectivo y debe ser multidisciplinar, compartido con odontología y a veces con psicología (dado el alto estrés que causa la patología en algunos pacientes). Se suelen utilizar férulas de estabilización o descarga hechas a medida (tratamiento odontológico), y fisioterapia/osteopatía.

Vamos a detallar un poco más este tratamiento, ¡que es por el que nos estás leyendo ahora!

En el campo de la fisioterapia y la osteopatía, hay técnicas para tratar las causas variables que provocan la disfunción, como el tratamiento del tejido blando y toda la musculatura implicada; también es importante restablecer el rango articular y recuperar el equilibrio funcional con técnicas estructurales de cráneo, temporal y esfenoides. Así mismo se deben incluir en los tratamientos parámetros para valorar la implicación de la columna cervical en las afecciones de la ATM, así como maniobras para su normalización.

Un tratamiento debe incluir:

- Técnicas (externas e intrabucales) para elastificar musculatura de temporal, masetero, pterigoideos internos y externos, supra e infrahioideos.

- Normalización del rango articular: Apertura y cierre, diducciones (movimientos laterales), protracción y retracción mandibular.

- Técnicas de energía muscular para tratar restricciones de movilidad.

- Tratamiento de PGM (Puntos gatillo musculares activos o latentes) en musculatura afecta.

- Técnicas estructurales directas (Normalmente en columna cervical, ya que la manipulación de C0-C1-C2 suele mejorar de forma inmediata la apertura bucal).

Es importante, o más bien, F-U-N-D-A-M-E-N-T-A-L, que el paciente realice en casa los ejercicios que le pautará el fisioterapeuta, ya que contribuye a la resolución del proceso, evitando si es posible, las medidas quirúrgicas.

B) Si con estos tratamientos no se controlan los síntomas, hay que recurrir a tratamientos quirúrgicos.

La primera opción terapéutica sería una cirugía maxilofacial mínimamente invasiva. Podemos incluir dos tipos:

- Artrocentesis: mediante dos agujas intra-articulares realizan un lavado articular que elimina las partículas microscópicas y además se inyecta una solución lubricante articular.

- Artroscopia: con un abordaje delante de la oreja se introduce una cámara intra-articular que permite examinar la articulación y retirar el tejido inflamatorio manipulando las estructuras.

Casos más complejos pueden requerir prótesis de articulación temporomandibular o cirugía abierta (tumores u otras patologías específicas).

En caso de cualquier duda, ¡consulta con tu profesional de confianza!

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Yelp Social Icon
  • Facebook Basic Square

CENTRO DE FISIOTERAPIA Y OSTEOPATIA - FISHER

Tlf: 91 085 12 88 / 622 86 00 88    

C/ José de Cadalso 54, local 1-B (28044 Madrid)

adhesivo_censo_20.jpg